Nuestra web

Nace de la mente (como es habitual) de tres locos bastante cuerdos, que un día decidieron salirse en la medida de lo posible del complicadísimo entramado social dominante. En otro apartado hablamos de sus creadores, de momento lo que nos ocupa es saber que este aspirante a portal es básicamente un inofensivo tablón de anuncios, aunque un poco especial.

Consta actualmente de 12 categorías o secciones creadas bajo un criterio totalmente flexible, es decir que no obedece a ninguna pauta establecida o especializada, sino que surgen espontáneamente de la necesidad popular de expresar la soberanía del individuo frente a la alienación distópica que según algunas percepciones parecemos estar viviendo.

Desde aquí podrás interactuar fácilmente con otros usuarios quienes por un mecanismo universal relacionado con la afinidad, la probabilidad de que cualquier acuerdo llegue a buen término es especialmente alta.

Desde practicar el trueque, hasta operaciones más delicadas en las que interviene el dinero (todavía, eso es inevitable nos guste o no) como alquileres, venta de bienes inmuebles o compra de objetos, pasando por otras acciones menos tangibles (compartir un proyecto o compartir conocimientos sobre energía libre), aquí podrás acceder y ayudar a formar una comunidad paralela donde los valores primordiales de honestidad, buena fe y similares cobran especial importancia.

Este espacio ha nacido como contrapunto a un mundo en donde se nos miente continuamente a través de los grandes medios de comunicación, donde instituciones que pretenden enarbolarse como protectoras del interés común hacen en realidad exactamente lo contrario.

Este espacio ha sido creado por y para personas que decidieron pensar por su cuenta, abandonando toda línea de pensamiento prefabricado y cualquier tipo de adoctrinamiento, abriendo en consecuencia los ojos a una realidad más amplia donde podemos ver con mucha más claridad dónde estamos.

Este espacio pretende ser el caldo de cultivo de algo completamente nuevo, en donde reconocemos falsedades como la polarización del pensamiento (blanco o negro, estás conmigo o contra mí…) y muchas otras falsas creencias que alimentamos cotidianamente por pura inercia. Aquí el colectivo es importante, pero por encima de todo siempre está la soberanía del individuo, pues tal como nos muestra el holograma, en realidad somos infinitos aunque alguien en otro estrato se ha empeñado en hacernos olvidar con el fin de socavar nuestro poder interior.